Condenan a 16 años de cárcel a autor de robo con homicidio de conductor de Indriver

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta (TOP) dictó este lunes 17 de mayo, la condena en contra del autor del homicidio de Carlos Paez Araya de 35 años, quien fue asesinado con el objetivo de sustraer su vehículo mientras trabajaba para la aplicación Indriver en enero del 2020.

En fallo unánime el tribunal-  constituido por Luz Oliva Chávez, Claudia Lewin Arroyo y Marcela  Mesías Toro- condenó a Miguel Ángel Solari Martínez a 16 años de pena efectiva de presidio , en calidad de autor del delito consumado de robo con homicidio.Además, se le aplicó al imputado la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena y las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, además de la pena efectiva de cárcel. 

El TOP indicó que el 17 de enero, alrededor de las 23:30 horas Solari Martinez y un menor de edad C.H.J.O.M. – quien también fue condenado en la causa-  “viajaban en un vehículo marca Kia, modelo Rio 5, conducido por Carlos Páez Araya tras haberlo contratado a través de la plataforma inDriver, con la intención de sustraer especies que aquél mantenía, comenzaron a agredirlo con golpes en la cabeza para luego Solari Martínez, quien iba sentado detrás del piloto, con uno de sus brazos, procedió a tomarlo por el cuello asfixiándolo hasta que se desvaneció. A continuación, ambos sujetos dejaron al malogrado conductor tendido en los asientos traseros, posicionándose Solari en el asiento del chofer y dirigiendo el automóvil hasta el kilómetro 12 de la Ruta 26, donde escondieron el cuerpo ya sin vida de Páez Araya en un sitio eriazo, detrás de una estructura de concreto, cubriéndolo con basura y escombros”.

La causa formal agrega que Así apropiándose del vehículo, del dinero –que se repartieron- y las especies que la víctima mantenía en su interior, retornaron en el mismo hasta las inmediaciones del domicilio de Solari, donde éste entregó el celular de la víctima a un consumidor de drogas del sector para que éste no revelarla haberlos visto a bordo del señalado móvil, oportunidad en la que también contactó a su vecino Yetro Castañeda Quiroz, a quien le pidió ayuda para esconder el automóvil, petición a la cual éste accedió no sin antes el acusado, junto a su amigo, lo utilizaran esa noche trasladándose por diversos puntos de la comuna e incluso compartiendo con terceras personas. Posteriormente Castañeda, a instancias de Solari, se hizo cargo del vehículo, extrayéndole sus placas patentes y deshaciéndose de la billetera, banano y de otras especies del ofendido que se encontraban al interior del mismo, lavando y aspirándolo para mantenerlo estacionado en calle Pica, cercano a los domicilios de ambos, sin perjuicio de lo cual, Solari y Castañeda le dieron uso hasta que el móvil fue hallado seis días después. 

Con ocasión de la agresión que sufrió Carlos Páez quien resultó con un hematoma témporo parietal derecho y con la fractura de los cartílagos tiroides y cricoides de la laringe, derivada de la intensa y prolongada maniobra de estrangulamiento, él mismo murió por asfixia”. 

Una vez que el fallo quede ejecutado, el tribunal ordenó que se ejecute la toma de muestra biológica de Solari Martínez con el fin de determinar su huella genética e incluir al sentenciado en el registro nacional de ADN de condenados.

Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Category
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit eiusmod tempor ncididunt ut labore et dolore magna